Cómo impactó la pandemia en la producción de Vaca Muerta

linkedin twitter facebook facebook
Cómo impactó la pandemia en la producción de Vaca Muerta
 
 
Gracias al shale, la producción de petróleo no se desplomó. A la de gas la golpeó la estacionalidad.

08/10/2020
 
Un reciente informe del Gobierno de Neuquén describe cómo fue el comportamiento de la producción de petróleo y gas durante el aislamiento social, con foco en el segundo trimestre del año cuando el sector ingresó el momento más duro de la pandemia. De acuerdo a este documento oficial, realizado por la Dirección de Estadísticas y al cual accedió +e, el shale permitió sostener el crudo y la estacionalidad le jugó una mala pasada al gas.
 
Si bien el petróleo tuvo una ligera suba en la producción, 3,7% en relación al mismo trimestre del año anterior, esto se explica por los meses previos de aplicación de más etapas de fractura y tecnología. En esta industria los resultados se ven a largo plazo y por este motivo muchas de las acciones aplicadas hasta agosto del 2019 recién se pudieron ver con el récord de producción de marzo, cuando se alcanzaron 169.680 barriles por día.
 
"Para comprenderla es necesario analizar la tendencia general de esta variable, ya que se compone de dos movimientos contrapuestos: previo a la pandemia presentaba un fuerte crecimiento desde principios de 2018, acumulando una variación positiva, de 29,1%; en abril, el primer mes del ASPO, presentó una caída de 23,8% respecto al mes anterior, seguido por un una recuperación de 0,6% en mayo y 18,1% en junio", señala el informe.
 
El peso de Vaca Muerta es notable. Las áreas Loma Campana, La Amarga Chica y Bandurria Sur, todos proyectos de YPF y sus socios, acaparan el 43,8% del total de la producción de petróleo para el segundo trimestre del año. Superan de este modo a las que les siguen en volumen de producción, también de la petrolera estatal pero con perfil "convencional": Chihuido de la Sierra Negra y Loma La Lata-Sierra Barrosa, con el 11,6% del total de la producción.
 
Dado que no es un recurso atado a la estacionalidad y que el almacenamiento de crudo pudo descomprimirse con exportaciones, el petróleo tuvo oportunidades que las operadoras aprovecharon. Además, existe toda una infraestructura para movilizar el petróleo tipo Medanito y el de Vaca Muerta hacia las refinerías o hacia los puntos de despacho al exterior en Puerto Rosales, como ya informó +e en detalle.
 
"Se observan tendencias contrastantes con un predominio de las áreas con variaciones negativas sobre las positivas. Sin embargo, el 75% de las áreas de concesión presentaron variaciones de escasa magnitud. Las mayores caídas en términos ponderados se dan en las áreas Loma Campana (-6,9%) y Puesto Hernández (-1,6%). Otras áreas vieron aumentada producción entre estos periodos, principalmente debido a la producción en reservorios no convencionales, siendo la que alcanzó mayor variación ponderada positiva Cruz de Lorena con 1,2%", detalla el informe oficial.

 


El gas no tuvo la misma suerte puesto que la estacionalidad le juega en contra desde hace tiempo. De hecho, el Esquema del Gas 2020/2024 que se presentará este sábado, tiene por objetivo sostener e incluso incrementar la producción gasífera en los próximos cuatro años para evitar mayores importaciones en un contexto de fuerte caída de las reservas en dólares.
 
"Considerando que el 50,9% del gas se destina al consumo domiciliario y a la generación de energía eléctrica en conjunto, los cuales tienen un fuerte componente estacional, es necesario tener en cuenta estas características para su análisis", aclara el informe provincial.
 
Fortín de Piedra, el desarrollo no convencional de Tecpetrol, lidera la producción y representa el 16% del total de la provincia (la producción en agosto llegó a los 70,5 millones de metros cúbicos por día). Sigue Loma La Lata-Sierra Barrosa con el 14,9%. Después están Rincón del Mangrullo, El Mangrullo y Aguada Pichana Este, todas concesiones no convencionales, que representan el 24,1% del total.
 
La caída de la producción gasífera en la provincia fue del 10% al comparar el segundo trimestre del 2020 con el de 2019. Fortín de Piedra también lideró la caída de su producción en ese periodo con un 4,7% en negativo, siguiéndole en porcentaje de caída El Orejano con 3,4%. Una excepción fue La Calera, el proyecto de Pluspetrol en Vaca Muerta, que incrementó su producción un 3,3%.
Fuente: La Mañana de Neuquén