El plan de Bernal para reducir hasta un 22% las tarifas residenciales de gas

linkedin twitter facebook facebook
El plan de Bernal para reducir hasta un 22% las tarifas residenciales de gas
 
 
La iniciativa prevé aplicar rebajas en las facturas de julio, agosto, septiembre e implica un incremento de subsidios de hasta 10.000 millones de pesos que se cubriría dejándole de pagar una deuda a las petroleras.

27/07/2020
 
El interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Federico Bernal, elaboró un plan que prevé una rebaja nominal de las tarifas de gas de hasta un 22% para los clientes residenciales en los meses de julio, agosto y septiembre. La iniciativa contempla un incremento de subsidios de hasta 10.000 millones de pesos que se cubriría con lo que el Estado nacional se ahorre este año al dejar de pagarle a las petroleras las cuotas por las diferencias cambiarias que se generaron luego de la devaluación de 2018 y que el gobierno de Mauricio Macri asumió oficialmente a través del decreto 1053/18. Bernal le acercó la propuesta a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner quien pidió evaluar su viabilidad económica.
 
La explicación del plan está detallada en un documento de 16 puntos, al que tuvo acceso en exclusivo EconoJournal, titulado “congelamiento de la estafa tarifaria, invierno con facturas que estallan y la paradoja de Macri populista”. El texto está fechado el 13 de julio y tiene el nombre del interventor en sus cinco páginas.
 
«Síntesis del problema»
 
El informe comienza con una “síntesis del problema” resumida en ocho puntos. En el primero de esos puntos se afirma que “vuelven a aparecer cada vez más quejas por montos impagables en las facturas. Esto, porque el consumo aumenta conforme el frío avanza y desconcierta a usuarios y usuarias que confunden `congelamiento` con `no incremento` de la factura”.
 
En el segundo punto se agrega que las “facturas impagables” del año pasado son todavía más impagables este año por tres motivos:
 
a) La morosidad que venía arrastrándose de la administración Macri;
 
b) El invierno que viene siendo más crudo que el de 2019; y
 
c) El consumo que tiende a ser mayor por la cuarentena (la gente pasa más tiempo dentro de su hogar/vivienda).
 
En el tercer punto se agrega que los beneficios del decreto 311/20, que suspendió los cortes del servicio por falta de pago, “se restringen a determinado tipo de usuarios, que difícilmente superan el 30-35% del total de usuarios residenciales a nivel nacional”.
 
Luego afirma que “el macrismo hizo más para paliar la imposibilidad de pago que lo que viene haciendo nuestro gobierno” y lo justifica al afirmar que el 29 de marzo de 2019 se emitió la resolución 148 de la Secretaría de Gobierno de Energía que bonificó el precio del gas a nivel residencial para los meses de abril y mayo, mientras que la resolución 336 de junio de ese año aplicó un diferimiento del 22% del monto de las facturas de invierno en 5 cuotas a partir de diciembre.
 
“Ambas resoluciones fueron de aplicación masiva, es decir, a todos los usuarios y las usuarias residenciales del país, significando una reducción directa en la factura en el primer caso, soportado por el Estado Nacional, mientras que en el segundo caso una reducción transitoria de la factura para los meses invernales, soportado por el usuario, pero recién a partir de diciembre y en cinco cuotas iguales y consecutivas”, describe el documento.
 
En el octavo y último punto de la introducción se insiste con que “inversa y paradójicamente, al mes de julio de 2020 nuestro gobierno no ha tomado ninguna política concreta ni masiva destinada a reducir los montos de las facturas para los y las residenciales”. Del documento se desprende que se hace referencia a una reducción nominal, pues en términos reales la tarifa se ha reducido en relación con una inflación anual que en 2019 fue de 53,8% y este año podría orillar el 40%.
 
“La solución”
 
El documento incluye una segunda parte, titulada “la solución”, que contempla tres alternativas de bonificación del precio del gas en boca de pozo (PIST) para 8,6 millones de usuarios residenciales.
 
Esquema 1: se bonifica el 17% en el precio del gas en el PIST a todos los residenciales en las facturas de julio, agosto y septiembre, lo que redundaría en un descuento de entre 10% y 11% en el factura por tipo de usuario residencial e implicaría un subsidio de 5000 millones de pesos con el cálculo del IVA no recaudado.

 
Esquema 2: se bonifica el 26% en el precio del gas en el PIST a todos los residenciales en las facturas de julio, agosto y septiembre, lo que redundaría en un descuento de entre 15% y 16% en el factura por tipo de usuario residencial e implicaría un subsidio de 7500 millones de pesos con el cálculo del IVA no recaudado.

 
Esquema 3: se bonifica el 35% en el precio del gas en el PIST a todos los residenciales en las facturas de julio, agosto y septiembre, lo que redundaría en un descuento de entre 19% y 22% en el factura por tipo de usuario residencial e implicaría un subsidio de 10.000 millones de pesos con el cálculo del IVA no recaudado.


 
 
¿De dónde salen los fondos?
 
El interventor de Enargas explica que el dinero para subsidiar su propuesta puede salir de los fondos que estaba previsto desembolsar este año para cumplir con los pagos establecidos en el decreto 1053/18, a través del cual el gobierno de Macri asumió en noviembre de 2018 la deuda que las distribuidoras gasíferas contrajeron con las productoras de gas luego de la devaluación del peso ocurrida ese año.
 
“Las cuotas 2 a 6 en cuestión, como se sabe, suspendidas en sus respectivos pagos, totalizaban unos 5.480 millones de pesos (similar al Esquema N°1). De pagarse lo comprometido para este año (12 cuotas), la erogación alcanzaría unos $9.788 millones de pesos (similar al Esquema N°3)”, dice el documento.
 
Luego Bernal agrega que “considero fundamental esgrimir el ahorro que significará para el Estado Nacional los siguientes dos acontecimientos” (que se reproducen textuales abajo), cuyo total asciende a 1.179 millones de dólares:
 
a) Anulación reclamos de las empresas (distribuidoras y transportistas) por el congelamiento (octubre de 2019 a diciembre de 2020), consecuencia de los resultados de la revisión de la RTI a cargo del Enargas que habrá de recomendar al PEN la renegociación de la RTI. Como se ilustra en la tabla, el monto reclamado por las licenciatarias por este congelamiento asciende a $75.450 millones de pesos (786 millones de dólares a un tipo de cambio de 96);
 
b) Anulación de la estatización de la deuda derivada de las Bases y Condiciones, consecuencia de la Denuncia del Enargas + suspensión/derogación del artículo 7 del Decreto 1053. El monto total es de 393 millones de dólares.
 
Por último, Bernal concluye que tanto el Esquema N°2 como el Esquema N°3 ayudarán a alivianar las facturas de invierno (meses de julio, agosto y septiembre), impactando positivamente en 8,6 millones de usuarios del servicio público de gas por redes, siendo la primera medida masiva dirigida a paliar la carga tarifaria, y superior (mayor beneficio) a la tomada por Macri en 2019.
 
“¿Evitará los reclamos y quejas por los fuertes aumentos en las facturas de invierno? No, pero los reducirá, a la vez que nos encontrará activos y tomando una medida de apoyo directo a 8,6 millones de usuarios y usuarias residenciales a lo largo y ancho del país”, concluye el texto que luego suma un anexo con la cronología del congelamiento tarifario 2019-2020.
Fuente: EconoJournal