GESTIÓN ENERGÉTICA INDUSTRIAL

linkedin twitter facebook facebook
GESTIÓN ENERGÉTICA INDUSTRIAL
 
 
Un sistema de gestión de energía se implanta dentro de una organización, para mejorar su desempeño energético, aumentar su eficiencia y reducir los impactos ambientales.
 
 
Presentación
 
Un sistema de gestión de energía se implanta dentro de una organización, para mejorar su desempeño energético, aumentar su eficiencia y reducir los impactos ambientales, lo cual permite aumentar sus ventajas competitivas dentro de los mercados donde participa.
 
A niveles fabriles la búsqueda de opciones para acceder a posibles ahorros económicos en el rubro energético, se centran fundamentalmente en dos (2) grandes directrices: la primera, la externa, que se fundamenta en el ahorro que se puede lograr mediante una correcta contratación del insumo; y la segunda, la interna, que se centra en lograr la eficiencia energética en el uso del insumo en el propio proceso productivo.
 
Ambas medidas conjugadas, logran maximizar los beneficios económicos que, en materia energética, se estarían buscando.
 
El desarrollo de programas de gestión de la demanda e iniciativas de eficiencia energética en los sistemas de producción, mejoran la eficiencia del ciclo productivo; por tal motivo, debemos implantar mecanismos básicos para el acceso al ahorro y la eficiencia. 
 
Mecanismos básicos de Ahorro y eficiencia
 
Se puede reducir el consumo de energía que realizamos en la empresa y reducir los costos económicos de la factura energética mediante un análisis detallado de la Demanda. Principalmente, definir en la adquisición de energía, cual es la Demanda base y cual la Demanda Excedente y su afectación o impacto en virtud de la Resol. 1.281/06.
 
También, en el propio proceso, se propone la realización de un programa para la gestión eficiente de la energía muy sencillo. El programa se puede dividir en 4 etapas:
 
·             Acuerdo para la gestión eficiente de la energía en la empresa
·             Auditoría energética.
·             Plan de acción para el ahorro energético.
·             Seguimiento y evaluación del plan de acción.
·             Acuerdos para la gestión eficiente de la energía en la empresa
 
Las acciones a realizar en esta etapa son:
 
·    Dar a conocer los objetivos y el contenido del programa para la gestión eficiente de la energía a la dirección de la empresa, y los beneficios que se pueden obtener.
Establecer los criterios básicos para desarrollar el programa de gestión eficiente de la energía conjuntamente con la empresa prestataria del servicio de eficiencia energética (Consultora) 
Establecer los puntos de colaboración para la ejecución del proyecto: el alcance del programa, sobre qué áreas se va a trabajar, los plazos posibles de ejecución, los medios y recursos con los que se cuenta, y habilitar canales de información, consulta y participación, etc.
 
Auditoría energética 
 
La realización de una auditoría energética nos revelará la situación externa (demandas, contrataciones, requerimientos, etc.) e interna (uso, cantidad) de la energía que estamos consumiendo para el desarrollo de la actividad de la empresa; los lugares en los que se está consumiendo, y con qué grado de eficiencia, lo que permitirá identificar las oportunidades que se tienen para aumentar el ahorro y la eficiencia energética.


 
La auditoría energética (administrativa) se fundamentará en la recopilación de información vinculada al abastecimiento (contratos, facturas tarifarias, verificación de requerimientos base y excedente).
 
También, se debe realizar una revisión de las instalaciones (auditoría técnica), en los sistemas térmicos, sistemas de aire comprimido, sistema eléctrico, cadena de frío, etc., para de esta manera determinar en qué se gasta y cuáles son las oportunidades de mejora

Fuente: Eiys S.A.